Siempre fue interesante poseer la habilidad de hablar dos o más lenguas, ya sea por la necesidad surgida de frecuentes viajes al extranjero o simplemente por gusto. Hoy en día, además de lo mencionado anteriormente, podemos añadir otra razón que torna interesante ser plurilingüe: tener un trabajo desde casa.

Dado que internet genera el problema de dar lugar a un número cada vez mayor de idiomas, se requiere también ante esto, un número cada vez mayor de personas que puedan traducir textos a fin de ponerlos al alcance de otros.

En general, lo más requerido son pasajes del inglés al español y viceversa, además del italiano, alemán, francés y portugués como las lenguas más solícitas. Además, los textos que se pretenden traducir no son, salvo contadas excepciones, del tipo técnico sino más bien de temáticas más livianas como guías de turismo, noticiosos, etc.

Hay dos niveles básicos con los que podemos trabajar, uno requiere escribir textos en un idioma basándonos en la lectura de sitios en otro idioma, así que para comenzar es necesario, cuando menos, entender de qué nos habla un artículo, libro, etc; que está en otro idioma. El otro nivel implica necesariamente poder efectuar una traducción completa de algún texto.

Tener un trabajo desde casa como éste puede ser muy redituable y bien llevado puede con el tiempo constituirse en algo más que un ingreso extra. Recuerde que los traductores cobran por palabra y dependiendo del documento a traducir, pueden tener tarifas que van desde los 0,5 hasta el dólar por palabra (esto en general se da con los textos técnicos).

Subscribete Ahora

Subscribete Ahora

Recibe Gratis Nuestro Ebook

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This