Construye tu negocio

Existen dos tipos de trabajos en casa. 1 Trabajas para una empresa desde tu hogar. 2 Trabajas para varios clientes pequeños desde tu casa. Cuando hablo de construir un trabajo desde casa me refiero a la segunda opción.

Ladrillo a ladrillo

Me gusta más tener muchos clientes pequeños que uno solo grande, es cuestión de riesgo, si tengo muchos clientes pequeños disminuyo el riesgo y aumento mis posibilidades de conseguir nuevos encargos. Si un cliente grande me despide pierdo mi empleo y me quedo de manos cruzadas. Es lo que le ha pasado a millones de personas durante la crisis en España, Grecia o Italia.

El problema de tener clientes pequeños es que exigen más trabajo. Debes encontrar muchos clientes que te den encargos suficientes como para pagar tus gastos y sueldo. Para construir tu clientela puedes hacer muchas cosas, vamos a ver algunas actividades, para que nunca te falten encargos en tu trabajo desde casa:

  1. Publica un blog
  2. Publica en tu cuenta de Twitter
  3. Participa en los foros donde están tus posibles clientes
  4. Utiliza publicidad de pago
  5. Pide recomendaciones a tus actuales clientes
  6. Utiliza una buena tarjeta de visita
  7. Haz marketing directo
  8. Inscríbete en páginas de trabajadores freelance

Estas son solo algunas de las actividades que puedes realizar para construir poco a poco tu trabajo desde casa. Lo ideal es que empieces antes de dejar tu trabajo actual, porqué construir tu base de clientes pude llevar su tiempo. Debes dedicar algo de tiempo cada día a construir tu fuente de trabajo en casa, no hay atajos para el trabajo bien hecho.

Antes de construir tú trabajo en casa, los planos

Nadie construiría una casa sin planos, tampoco debes construir tu trabajo desde casa sin planos. Necesitas contestar algunas preguntas antes de lanzarte:

  1. ¿Existe un público gastando dinero para mi producto y/o servicio?
  2. ¿Tengo capital suficiente para dar a conocer mi trabajo?
  3. ¿Quién es mi cliente ideal?
  4. ¿Cuánto tiempo voy a dedicar a construir mi trabajo desde casa cada día?
  5. ¿Tengo la formación necesaria? ¿Si no la tengo estoy dispuesto a aprender lo que haga falta?
  6. ¿Dónde puedo conseguir un mentor para que me guie en el camino de construir mi trabajo en casa?
  7. ¿Soy paciente y aguanto bien la frustración?

Estas y otras preguntas son necesarias para crear los planos de tu trabajo en casa. No tienen que ser unos planos perfectos, pero si lo suficientemente buenos como para guiarte en el duro camino del emprendedor.

Falta de capital

Muchos trabajadores fracasan por falta de capital. Invertir en tu blog, alojamiento web, nombre de dominio y otros gastos… es necesario invertir un capital aunque sea modesto. Si no quieres quedarte tirado a medio camino cuando estés construyendo tu trabajo desde casa, vas a tener claro tus necesidades mensuales de capital.

Es verdad que no se necesita mucho capital para crear un trabajo desde casa, pero se necesita lo suficiente como para no tirar a la basura todos los esfuerzos que hagas al principio para construir tu cartera de clientes.  Conozco a mucha gente que se queda tirada porqué no tiene suficiente dinero como para pagar a su proveedor de alojamiento web.

Construir tu trabajo desde casa puede ser duro y estimulante a la vez, espero que estas sugerencias te resulten prácticas. ¿Qué otras sugerencias incluirías tu?

Subscribete Ahora

Subscribete Ahora

Recibe Gratis Nuestro Ebook

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This